TITULOPN_Doñana_DGV (9).jpg
2""". Síntesis de criterios para dunas marítimas y continentales

AMBIENTE
Dunas marítimas y continentales.

OBJETOS DE CONSERVACIÓN:
2""". Dunas marítimas y continentales.




REGIÓN BIOGEOGRÁFICA
Atlántica / Mediterránea / Macaronésica

ÁMBITO TERRITORIAL
Estatal

ESPACIO PROTEGIDO


INSTRUMENTOS DE PLANIFICACIÓN RELACIONADOS




ANTECEDENTES
Estos criterios proceden de la síntesis del documento "Bases ecológicas preliminares para la conservación de los tipos de hábitat de interés comunitario en España" realizado por el Ministerio de Medio Ambiente en 2009 y que recopila, para cada hábitat de interés comunitario,el conociemiento científico existente.


CRITERIOS DE GESTIÓN
  • Se debería ser mucho más restrictivo a la hora de permitir la construcción de nuevos espigones, puer­tos deportivos o de permitir la ampliación de los puertos comerciales ya existentes. En el caso de considerarse absolutamente imprescindibles, las ampliaciones deberían estar obligadas las autoridades portuarias a instalar dra­gas permanentes que rehicieran el transporte natu­ral de los sedimentos.
  • Para evitar la erosión (que ha sido la coartada más utilizada para la construc­ción de espigones perpendiculares a la orilla) se uti­licen soluciones blandas, como las regeneraciones artificiales de playa, pero minimizando los proble­mas que estas generan. Por tanto, se aconseja reali­zar el aporte con material de machaqueo lavado (para evitar la turbidez), que se vierta sedimentos con calibres superiores a los originales (para que el tiempo de residencia de la arena sea superior a la actual) y que el vertido se realice siguiendo el perfil de equilibrio de playa y no de manera indiscrimina­da como se realizan actualmente.
  • Se aconseja utilizar elementos disipa­dores de energía en vez de espigones. Estos elemen­tos tienen que estar sumergidos a poca profundidad y tener un comportamiento permeable absorbiendo la energía de las olas del mismo modo que las praderas de Posi­donia oceanica han realizado naturalmente.
  • La eliminación de especies invasoras de los cordones dunares es fundamental para garantizar su conservación, dados los numerosos ejemplos en los que estas especies han excluido totalmente la vege­tación natural de estos ecosistemas en relativamente poco tiempo (Gómez-Serrano et al., 1999 & 2001). Estos fenómenos ponen de manifiesto la idoneidad de los planes de acción basados en la detección tem­prana de la llegada de estas especies al ecosistema, y su inmediata erradicación antes de que se extiendan por las playas y su eliminación sea inviable econó­mica y ambientalmente. En estos casos, es recomendable no su simple elimi­nación, sino más bien la sustitución de la población retirada de Carpobrotus edulis u Oenothera drumon­dii por ejemplares autóctonos, propiamente duna­res, como Ammophila arenaria, Elymus farctus, Lotus creticus, Otanthus maritimus, Eryngium maritimum, etc., para no modificar las características de estabili­dad del terreno que se daba con la presencia de las invasoras. El objetivo de erradicación de Carpobrotus ha sido abordado mediante dos métodos principales: el desarraigo manual de la planta y la aplicación de herbicidas. El primer método es el más recomendable cuando se trata de pequeñas manchas o pies aislados, cuando se trata de terrenos con poca pendiente o cuando se trata de dunas móviles no estabilizadas. El segundo método puede aplicarse cuando las manchas son importantes y cuando el terreno tiene pendientes acusadas, o cuando la erosión resultante puede afectar a la estabilidad de un terreno bien asentado gracias al enraizamiento. Para llevar a cabo la retirada de las plantas invasoras debe tenerse cuidado con el impacto que puede producirse si se utilizan vehículos de transporte (que pueden llevar a la alteración del perfil dunar y su vegetación). En diversas experiencias ha resultado muy adecuada la utilización de un ve­hículo tractor con ruedas de oruga para la retirada de Carpobrotus edulis, vehí­culo que apenas altera el perfil dunar (Benavent et al., 2004).

  • En los casos en los que se justifique la necesidad de fijación de dunas móviles, se recomienda:
    • Restauración de la morfología dunar mediante acumulación mecánica de arena.
    • Fijación del material mediante la construcción de empalizadas (de espartina y caña) y la plantación de especies vegetales propias del ecosistema.
    • Adecuación de la zona restaurada para uso públi­co: cerrando temporalmente la zona y explicando a los usuarios, mediante una campaña de infor­mación y educación ambiental, el motivo del cie­rre y la finalidad de la actuación.

  • El uso recreativo obliga a canalizar el acceso de per­sonas mediante un número reducido de pasarelas de madera o de otro tipo, y de vallas. Está comprobado que si los usuarios tienen pasarela de madera, les resulta más cómodo utilizarla que andar libremente por las dunas, por lo que a la larga, resultan una inversión extremadamente rentable. Es también conveniente la creación de senderos mediante la co­locación de estacas a bastante profundidad, para que no sean arrancadas o tiradas, unidas mediante cuerdas gruesas, de modo que se evite el tránsito desordenado de usuarios de la playa colindante. También sería conveniente añadir carteles con in­formación sobre la importancia del ecosistema y detalles de la ecología de la zona. El acceso de vehí­culos a la zona de dunas también debe limitarse mediante vallados o pilotes de madera o metálicos. En casos extremos, en los que el principal factor limitante para el esta­blecimiento de de aves reproductoras es la elevada presión humana, se deberían crear valla­dos temporales (que se pueden abrir en verano) para reducir las molestias humanas, tal y como ha­bitualmente se viene realizando para favorecer la regeneración de la vegetación dunar una vez ha sido restaurada.
  • Los procesos de urbanización (segundas residencias, hoteles, zonas industriales, etc.) en las dunas o sus proximidades constituyen el principal impacto so­bre la pérdida directa de superficie natural. Se requeriría un mayor control de los asentamientos localizados en el Do­minio Público Marítimo Terrestre, mediante la es­tricta aplicación de la Ley de Costas, incluyendo medidas de vigilancia para prevenirlos.


INDICADORES DE ESTADO DE CONSERVACIÓN FAVORABLE
    • Factores morfosedimentarios: superficie del sistema dunar, longitud y anchura del sistema dunar activo, altura modal de las dunas del sistema dunar costero, altura máxima de las dunas del sistema dunar costero, pendiente media de las dunas del sistema dunar activo, nº de cordones dunares paralelos, grado de fragmentación del sistema dunar, superficie relativa de las depresiones interdunares húmedas, volumen de arena del sistema dunar, granulometría media del sistema dunar y profundidad media del nivel freático.
    • Factores de incidencia marina y litoral: anchura media de la zona intermareal y de la playa seca, tendencia costera, aporte sedimentario a la playa, afloramientos rocosos en la playa, superficie relativa de los cortes y roturas en el frente dunar debidos al oleaje, Evolución de la anchura media de las roturas del frente dunar, Granulometría del sedimento de la playa seca, nº de barras arenosas sumergidas o emergidas, presencia de Posidonia oceanica, porcentaje de frente dunar con escarpes erosivos debidos al oleaje y estado modal de la playa.
    • Factores de incidencia eólica: Clasificación de Hesp (1988), porcentaje de playa seca ocupado por dunas embrionarias, porcentaje de superficie dunar ocupado por blowouts, porcentaje de superficie dunar ocupado por mogotes o hummocks arenosos, porcentaje de la duna secundaria ocupado por pasillos de deflación, profundidad de los pasillos de deflación (en porcentaje de altura de la duna secundaria), tendencia del frente dunar, aumento/disminución de la anchura de los blowouts, superficie de la playa seca cubierta por gravas y/o conchas, porcentaje de ladera de barlovento de la duna secundaria cubierta de vegetación, porcentaje de superficie dunar cubierto por mantos eólicos sin consolidar, tasa de transporte eólico de arena hacia el interior del sistema dunar.
    • Factores ecológicos y de cobertera vegetal: Cambio en la cobertera vegetal, continuidad en las sucesiones vegetales, conectividad a escala de paisaje entre distintos hábitat, porcentaje de especies de tipos I y II en los 100 m a sotavento de la duna secundaria, porcentaje de especies de tipo II a barlovento de la duna secundaria, presencia de conejos, presencia de invertebrados y reptiles en el sistema dunar, presencia de nidos de aves costeras en el sistema dunar, porcentaje de especies exóticas en los cordones dunares activos, porcentaje de plantas con raíces expuestas en el frente dunar, porcentaje de playa seca cubierto por especies de tipo III, porcentaje de eliminación antrópica de cobertera vegetal.
    • Factores de presión antrópica: Presión de visitantes y pisoteo (número de visitantes y frecuencia), tránsito de vehículos por el sistema dunar, camping/aparcamiento, dificultad de acceso/ distancia a núcleo turístico, extracción de áridos en playa y duna, uso ganadero y pastoreo del sistema dunar vegetado, porcentaje del sistema dunar activo ocupado por infraestructuras permanentes, densidad de la red de caminos, porcentaje de sistema dunar ocupado por residuos y basuras, frecuencia de limpieza de la playa seca, paseos a caballo sobre el sistema dunar, porcentaje del sistema dunar activo ocupado por infraestructuras temporales.
    • Factores de gestión y protección: Control de paso y estacionamiento de vehículos, instalación de captadores de arena en el frente dunar, control de acceso/aislamiento/cerramiento, nº de pasarelas de acceso elevadas (por cada 500 m de longitud de dunas), revegetación de áreas móviles, n.° de paneles informativos por cada 500 m de longitud de sistema dunar, protección legislativa, vigilancia, regeneración artificial de la playa, control de paso de caballos, plan de control de la población de conejos, plan de ordenación de usos que incluye la protección dunar.


COMENTARIOS





CONTACTO
Persona
Dirección/mail
Administración / entidad

FUENTE / REFERENCIAS
Bases ecológicas preliminares para la conservación de los tipos de hábitat de interés comunitario en España

FECHA DE ELABORACIÓN
01/02/13